ENOTURISMO

El enoturismo, o turismo enológico, es el tipo de turismo relacionado con el mundo del vino, que tiene como objetivo potenciar la riqueza vinícola de una zona.

Este turismo especializado fue definido en el "1er Congreso Internacional del Turismo enológico" realizado en Jerez, España en Diciembre del 2007, como enoturismo o Turismo enológico, y se define como: “El desarrollo de las actividades turistas de ocio y tiempo libre dedicadas al descubrimiento y disfrute cultural y enológico de la viña, el vino y su territorio, a través de los recursos y servicios turísticos de interés de una determinada zona vitivinícola."

En el enoturismo podemos realizar muchas actividades, desde descubrir las llamadas “rutas del vino”, hasta visitas guiadas a las bodegas, aprender el proceso de elaboración del vino, catas, paseos por los viñedos… Es una actividad que está en boga, y son las propias bodegas las que ofrecen visitas guiadas, catas, comidas y alojamiento, sesiones de vinoterapia y actividades propias de las labores en la viña, en sus dependencias.

El enoturismo está diseñado para todos, desde el catador experto hasta el que está aprendiendo a disfrutar del vino.

España es el país con mayor extensión de viñedo de la Unión Europea y cerca de la mitad de esa plantación se encuentra en Castilla La Mancha, de ahí que esta comunidad sea conocida como “la bodega de Europa”. Ciudad Real, y en particular Socuéllamos, sigue las mismas pautas que la provincia en cuanto a concentración de viñas. En parte, gracias al clima y la gran cantidad de horas de luz de las que disfruta, pero también a un rendimiento por hectárea adecuado, primando, sobretodo la calidad.

La Mancha es conocida por sus grandes extensiones de viñas y sus llanuras impresionantes, que emocionarán al visitante, y por el mejor embajador: Don Quijote de La Mancha.

BODEGAS EN SOCUÉLLAMOS

COOPERATIVA CRISTO DE LA VEGA

BODEGAS LORETO

EXPLOTACIONES HERMANOS DELGADO

BODEGAS LAHOZ

FINCA EL REFUGIO

BODEGAS JUAN PABLO II

BODEGAS BASTIDA

VINOS Y BODEGAS

BODEGAS TINEDO

CAUTELA BODEGAS

VITICULTURA

La Mancha es la zona ideal para el cultivo de la vid. Su tierra, su temperatura y sus más de 3.000 horas de sol al año dan como resultado unos frutos de extraordinaria calidad, de los que se obtiene un gran vino, con matices muy peculiares.

En Castilla La Mancha existen nueve Denominaciones de Origen Protegida: La Mancha, Manchuela, Valdepeñas, Jumilla, Méntrida, Uclés, Almansa, Rivera del Júcar y Mondéjar; y ocho Pagos Vitícolas: Casa del Blanc, Campo de la Guardia, Guijoso, Florentino, Dominio de Valdepusa, Finca Élez, Dehesa Carrizal y Calzadilla. El resto del territorio está incluido en la IGP (Indicación Geográfica Protegida) Vino de la Tierra de Castilla.

Casi la mitad de todo el vino exportado por el país es manchego, así como la gran mayoría del producido. Dentro de Castilla La Mancha, Ciudad Real lidera la superficie plantada con 155.548,80 ha, más del 35% del total. El 76% de la superficie vitícola pertenece a variedades blancas. La versatilidad de sus tierras ha permitido además la introducción, sin problemas, de distintas variedades procedentes del todo el mundo como complemento a las autóctonas, la Airén y la Cencibel. Es también la primera provincia en cuanto a volumen de producción de vino, con 11,5 millones de hl, y de exportación, con unos 3 millones de hl.

Socuéllamos es el municipio con mayor superficie de viñedo en pie, con 17.434,93 ha, de las que más del 75% de la superficie pertenecen a variedades blancas. Cuenta con gran intensidad de cultivo, un 61,28%, lo que provoca un volumen de producción que hace que la mayoría de las exportaciones se realicen a granel, aunque año tras año las bodegas comercializan cada vez más vino embotellado.

Actualmente podemos encontrar vino de Socuéllamos en gran parte de los países de la Unión Europea, en América, África, Asia y Oceanía.